Guía básica de los sistemas de alarmas para viviendas

alarma-exterior

Con la llegada del verano y las vacaciones, también llegan los viajes y tenemos que dejar nuestra casa sola por unos días, con la preocupación de que alguien entre a robar. Instalar sistemas de alarma en la vivienda es una de las soluciones más eficaces para disuadir a los ladrones de entrar en nuestra casa.

Existe una gran variedad de sistemas de alarmas de seguridad en el mercado por lo que antes de decidirnos por uno u otro, debemos plantearnos una serie de preguntas: ¿Qué tipos de alarmas hay? ¿Cómo es mi vivienda? ¿Qué necesidades quiero cubrir?

Para aclarar todas tus dudas sobre sistemas de alarmas de seguridad para viviendas, te ofrecemos un práctico resumen a continuación.

¿En qué consiste un sistema de alarma?

Los componentes fundamentales de un sistema de alarma son:

  1. Detectores: son los sensores encargados de advertir sobre una intrusión en una vivienda. Hay varios tipos:
    Detectores de presencia de una persona por movimiento
    Detectores de apertura de puertas y ventanas
    Detectores de rotura de cristales
  2. Centralita: es el cerebro del sistema de alarma, que controla al resto de componentes y en caso de intrusión transmite las señales.
  3. Teclado de control: Es el terminal del sistema donde activamos y desactivamos la alarma. Puede integrarse en la centralita o bien colocarse por separado, en un lugar menos accesible para evitar su manipulación por un intruso.
¿Qué tipos de alarmas hay?
  • Alarmas según el área de cobertura

Alarmas Monozona: Sólo admiten una zona de protección. Puede estar o completamente apagado o activado.
Alarmas Multizona: Abarca varias áreas y estados de vigilancia. En un domicilio de dos plantas, por ejemplo, puede ajustarse la alarma para que esté activa en la planta principal y desactivada arriba.

  • Alarmas según el tipo de aviso

Alarmas de automonitoreo: Se conocen también como sistemas de alarma no supervisados y únicamente emiten una alarma acústica en caso de allanamiento del domicilio. No se conectan con una Central Receptora de Alarmas (CRA).
Este tipo de alarmas funcionan como elemento de disuasión para el intruso y tienen la ventaja de que no hay que pagar cuotas mensuales para hacer uso de ellas, aunque proporcionan el mínimos de protección.

Sistemas de alarmas GSM y autodialers: este tipo de alarmas disponen de un marcador automático con el que alertarán a los teléfonos programados de la entrada de un intruso en el hogar.
Los autodialers utilizan la línea de teléfono fijo para enviar un discurso previamente grabado por el propietario al teléfono de las personas que se desee avisar.
Las alarmas GSM utilizan redes de telefonía móvil y mensajes de texto para comunicarse.

Sistemas de seguridad conectados con Central Receptora de Alarmas (CRA): En este tipo de sistemas de alarma, una empresa de seguridad especializada se encargará de responder a los alertas y de contactar con la policía. Se trata de una solución más fiable pero implica pagar una suscripción anual a la empresa de seguridad.

Recuerda que salvo que optes por un sistema básico de alerta acústica, lo más probable es que requieras los servicios de un instalador de alarma profesional para la instalación, configuración y el mantenimiento de tu sistema de alarma. Tanto para adquirir un aparato básico como para solicitar la instalación de un sistema de alarma puedes consultarnos en nuestra tienda o por teléfono.

En nuestra próxima entrada explicaremos cómo evaluar las necesidades de cada tipo de vivienda y qué sistema de alarma es el más apropiado para tu hogar.

Déjanos un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.